¿Dientes blancos y sanos? Tener una dentadura blanca y reluciente es algo que aporta salud, autoestima alta, confianza y tranquilidad. Además, es la mejor carta de presentación.  

El tratamiento de blanqueamiento dental se puede utilizar en varios dientes o en toda la dentadura. Sin embargo, no todas las personas son candidatas ya que  depende del tipo de daño o tratamientos dentales previos.

Antes de realizar un blanqueamiento dental, el paciente debe contar con una limpieza bucal profunda y una consulta previa de valoración, para que el dentista seleccione el tratamiento ideal. 


Ventajas del blanqueamiento dental

Elimina manchas
Este tratamiento reduce y elimina manchas dentales, pueden ser extrínsecas o intrínsecas.


Estética de la sonrisa
Obtendrás un gran cambio en la imagen y autoestima. Con el blanqueamiento dental tu apariencia se mejorará.


Rejuvenece el rostro
Te ayudará a disminuir la sensación de arrugas cerca de la boca, con unos dientes blancos contarás con un efecto de rejuvenecimiento.


Aumenta la confianza
Mejorar la seguridad y autoestima, con una sonrisa blanca y reluciente obtendrás la imagen que siempre soñaste.


Nada de dolor
Es un procedimiento es muy sencillo, práctico, cómodo e indoloro.